Lunes 18 de Noviembre de 2019

Plantas de tratamiento aseguran la calidad del agua

INDUSTRIA
Rafael Pinto, gerente de Gestión Ambiental de COPOSA, afirmó que esta empresa elimina todos los contaminantes que resultan de la elaboración de sus productos oleaginosos

Asegurar la calidad del agua es fundamental en la industria de la alimentación para eliminar la presencia de microorganismos patógenos o contaminantes químicos, que puedan causar efectos nocivos en la salud de los consumidores. Por esa razón, se utilizan plantas de tratamiento para el manejo óptimo de este recurso.

Por lo general, la toma principal de las aguas en las industrias proviene de pozos profundos y, dependiendo de la zona donde se encuentren pueden estar contaminadas con compuestos dañinos para el ser humano, explicó Rafael Pinto, gerente de Gestión Ambiental de COPOSA, empresa venezolana dedicada a producir, distribuir y comercializar productos de origen vegetal oleaginosos.

Por ello, para la elaboración de alimentos, las empresas deben realizar un minucioso control del líquido involucrado en su proceso de producción, existiendo tres tipos de agua a tratar: las de uso directo, indirecto, y las provenientes de efluentes industriales residuales, que son las que pasan por las plantas de tratamiento para poder ser vertidas al medio ambiente de manera segura.

Pinto señaló que la purificación empieza por la separación de los sólidos suspendidos y sedimentados, a través de medios filtrantes que atrapan las partículas relativamente grandes, para luego pasar por un proceso de desinfección con adición de hipoclorito, con el fin de reducir o eliminar las bacterias y virus que pudieran estar presente en el agua.

“Ese proceso la desinfecta pero no la purifica por completo, por lo que luego de la adición de cloro pasa por un procedimiento de purificación por medio de carbón activado granular, que elimina los pesticidas, plaguicidas y otros contaminantes orgánicos, además del exceso de cloro de la fase de desinfección”, explicó.

Empresa responsable

COPOSA cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR), ubicada al noreste de la Planta Acarigua, en el estado Portuguesa, para la depuración de las mismas, debido a las cantidades de efluentes industriales que se generan durante la fabricación de sus productos oleaginosos (margarinas, grasas y aceites comestibles).

El gerente de Gestión Ambiental afirmó que la planta “tiene capacidad para tratar 800.000 litros de agua por día y una eficiencia que permite a la empresa cumplir con los parámetros establecidos en el Decreto 883 sobre “Normas para la clasificación y control de calidad de los cuerpos de agua y vertidos o efluentes líquidos”, contenido en la Gaceta Oficial 5.021.

Su funcionamiento se basa en procesos fisicoquímicos y biológicos que consiste, primeramente, en el paso del efluente de desecho de las áreas de producción por unas trampas de grasas, para separarlo de los aceites y grasas no emulsionadas. Luego, por una fase   fisicoquímica en la que se le agrega coagulantes y floculantes para desestabilizar la emulsión y separar del 70 u 80% de los contaminantes presentes en el agua.

Pinto comentó que una vez finalizada esas etapas, se inicia la fase biológica en donde el afluente pasa por un reactor biológico con un cultivo de bacterias aeróbicas, que se encargan de sintetizar la materia orgánica que no se remueve en las fases previas, y convertirla en dióxido de carbono y agua.

De esta manera, “se garantiza que los líquidos residuales que se vierten al medio ambiente no estén contaminados y supongan un riesgo para la salud de las personas, además de cumplir y contribuir con el cuidado y preservación del espacio natural en el que se desarrolla la vida”, expresó.

Tomando el pulso

¿Cree que Venezuela va a perder Citgo tras conflicto con bono Pdvsa 2020?

Lo + Leído

DEUDA

Los bonos venezolanos repuntaron el jueves su valor tras el pago del capital e intereses del petrobono2014 por 3.000 millones de dólares, que venció a mediados de la semana, según datos de la firma Ar

PERSPECTIVAS

Economistas aseguran que en el próximo año se acentuará la crisis. Estiman que la baja de los precios del petróleo obligará al gobierno a devaluar y reducir el envío de petróleo a Cuba y China.

DÓLARES

A partir de ahora, los pasajeros podrán presentar un máximo de dos boletos aéreos para llegar al destino declarado.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales