Martes 25 de Junio de 2019

Venezuela camina al aislamiento económico

CRISIS
Las aerolíneas son la "punta del iceberg" del problema económico que afronta el país. Asdrúbal Oliveros (Ecoanalítica) contabiliza en 26.000 millones de dólares la deuda que tiene el Gobierno con las empresas de bienes y servicios en general.

La economía venezolana se está estrechando cada día más en un mundo globalizado tras la decisión de algunas empresas de suspender o reducir sus operaciones en Venezuela debido a multimillonarias deudas en divisas que mantiene el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las aerolíneas son la "punta del iceberg" del problema económico que afronta el país. La semana pasada, Alitalia y Lufhtansa se sumaron a Avianca y Air Canada que suspendieron o reacomodaron sus rutas debido a que aún no han recibido sus pagos, pese a las promesas de que se cumpliría. En el caso de las líneas aéreas la deuda suma 4.000 millones de dólares. 

"Los efectos son bastante negativos, amén de contribuir al tema del aislamiento de la economía. Lo que uno ve en el mundo es que hay economías que se abren, que firman tratados de libre comercio para ser más competitivas, la situación es diferente con Venezuela que está yendo a la inversa, cada vez más cerrada y más aislada", dijo a Dinero el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

El economista contabiliza en 26.000 millones de dólares la deuda que tiene el Gobierno con las empresas de bienes y servicios en general. Y aunque reconoce que no existe la liquidez para cumplir con el pago, considera como necesario que se establezca un cronograma para cancelar esa deuda, pero lamentablemente las autoridades no afrontan el tema. La deuda es superior, si se incluyen los dividendos que están en los balances de las compañías extranjeras.

"Lamentablemente, las autoridades no afrontan el tema y le da largas al asunto y ante la negativa de atacar el tema se suma la incertidumbre. El Gobierno tiene que ser mucho más honesto y sentarse con el sector privado, cuantificar la deuda y hacer un cronograma con un año, para pagar una parte, y no hacer borrón y cuenta nueva como pretende", dijo Oliveros.

No hay que obviar que el país está perdiendo credibilidad internacional lo que ha llevado a los proveedores a dejar de operar con Venezuela, lo que a su vez, tiene efectos negativos sobre el aparato productivo nacional, dijo el director de Ecoanalítica. Además citó las consecuencias sobre el empleo y sobre la escasez de bienes.

El Gobierno no sólo tiene deudas con las aerolíneas, sino también con las empresas de seguros, reaseguros, las compañías de telefonía móvil, los proveedores de tarjetas de crédito como Visa, Master Card y American Express, incluidas las empresas que ofrecen el servicio de televisión por cable.

"Tienes un problema de escasez con una economía que cada vez más se está achicando", dijo.

Menos vuelos

La Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV) informó a través de un comunicado que 150 mil puestos de trabajo directos e indirectos estarían en riesgo. “Las estadísticas nos indican que por cada puesto de trabajo directo que se crea o elimina en una aerolínea se crean o eliminan un aproximado de 15 puestos de trabajo indirectos con lo cual se ponen en riesgo más de 150.000 puestos de trabajo en los sectores aéreos y turismo”, sostiene ALAV.

El vicepresidente regional de IATA, Peter Cerda, apuntó recientemente que no se descarta que ante esos retrasos en los pagos se registre la cancelación de más vuelos.

Sin embargo, para Ricardo Cussano, presidente de Conseturismo, la realidad puede ser aún peor, ya que sus cálculos estiman que la cantidad de empleos afectados ronda los 250 mil. Explica que la actual crisis genera problemas mayores a dejar de vender boletos aéreos. "El sector comercial está recibiendo un gran impacto negativo porque la mayoría de la ocupación urbana por parte de turistas extranjeros, en las principales ciudades del país, es hecha por comerciantes que vienen al país a ofrecer productos y que quieren hacer negocios con Venezuela. Más en una economía de puerto como la nuestra donde importamos prácticamente todo”.

Por otro lado, destaca que para el sector turismo las consecuencias con “catastróficas” debido a que todos los operadores turísticos del país deben pagar el 1 por ciento del monto facturado anual al Instituto Nacional de Turismo (INATUR) con el objetivo de capacitar y promover este sector en Venezuela y el mundo. “Este impuesto está comprometido porque los principales contribuyentes son las aerolíneas, por lo que INATUR se ve en problemas para seguir fortaleciendo el turismo de calidad en el país”, agrega.

Por otro lado, Cussano explica que los miles de estudiantes de los casi 70 centros educativos especializados en turismo de todo el país también se ven afectados. “Ellos se graduarán y su futuro se les confiscará porque no tendrán cómo ni en dónde trabajar”, asegura.

Ya van 3 aerolíneas menos

El 15 de marzo de este año Air Canadá fue la primera que anunció la suspensión de sus vuelos desde y hacia Venezuela. Las razones que esta empresa esgrimió fueron los continuos disturbios en Venezuela, por lo que “Air Canadá ya no puede asegurar la seguridad de sus operaciones y ha suspendido sus vuelos a Caracas”. Ya pasó un mes y hasta ahora esta empresa no ha dado señales de querer volver al país.

Pocos días después, el 20 de marzo Avianca anunció la reducción de sus rutas a Venezuela y la cancelación de otras como parte de su proceso de reestructuración. Con esta decisión se redujo a un vuelo diario la cobertura de la ruta Bogotá – Caracas – Bogotá, que anteriormente tenía tres vuelos al día. Además, desde el 7 de abril se canceló la ruta Caracas – San José – Caracas y desde el 7 de mayo se suspendió la ruta Bogotá – Valencia – Bogotá. Esto sin contar con que también se redujo la oferta de sillas en el itinerario Caracas – Lima – Caracas que redujo su capacidad de 150 ocupantes a 90.

En ese momento, Fabio Villegas, presidente de Avianca, informó que las dificultades cambiarias en Venezuela le han impedido a la aerolínea monetizar 300 millones de dólares por ventas en bolívares.

Otra de las empresas que anunció la interrupción de sus vuelos desde y hacia Venezuela fue Alitalia, quien a través de sus redes sociales informó que la suspensión sería a partir del 2 de junio. Sin embargo, en su portal web aseguraron que se trata de una medida temporal y que a partir del 25 de octubre de este año se reactivarán los vuelos.

La última aerolínea que suspendió la venta de sus boletos fue Lufhtansa, quien ofrecía un vuelo diario de Caracas a Frankfurt que conectaba con más de 200 destinos en 78 países, según indica la página web de la empresa.

Situación actual

La Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV) explicó que aunque ya Cadivi liquidó dos solicitudes correspondientes al año pasado de Iberia y Alitalia, tienen una “altísima preocupación por la excesiva demora en el reinicio de las liquidaciones de divisas a las líneas aéreas”.

Para ALAV la situación actual de las aerolíneas que siguen operando en Venezuela es concretar que efectivamente su deuda se la paguen al tipo de cambio pasado, debido a que “aunque parezca increíble todavía hay aerolíneas que tienen pendientes solicitudes de divisas de cuando la paridad cambiaría era Bs 4,30 por UD Dls, es decir de hace más de 20 meses”.

La postura de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela es la misma. “Sería absolutamente inaceptable que se pretendiera liquidar solicitudes correspondientes a meses de venta cuando la paridad era Bs 4,30 o Bs 6,30 por US Dls al actual cambio SICAD1”. 

Marisela Castillo Apitz

Deisy Buitrago

mcastillo@dinero.com.ve

EL DATO

Aunque el gobierno ya canceló dos solicitudes correspondientes al año pasado a Iberia y Alitalia, ALAV asegura tener una “altísima preocupación por la excesiva demora en el reinicio de las liquidaciones de divisas a las líneas aéreas”.

Tomando el pulso

¿Cuáles son sus prioridades en los gastos mensuales?

Lo + Leído

OPINIÓN

Daniel Ragua, economista (UCAB) y analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor afirma que desde 2014 la economía se enfrenta a una recesión ajena a la caída de los precios

DIVISAS

De acuerdo a las cifras del BCV, el promedio del tipo de cambio oficial se ubicó en 6.291 bolívares por dólar, mientras que el euro superó la barrera de los 7.000 bolívares y que se generó, según las

MONEDA

Los tres nuevos billetes se incorporarán a la actual familia de especies monetarias, "con la finalidad de hacer más eficiente el sistema de pagos y facilitar las transacciones comerciales"

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por