Viernes 07 de Mayo de 2021

Año de fuerte devaluación

ECONOMÍA
Según un estudio de la firma consultoría política ORC Consultores, hay una afectación en los niveles de compra de los venezolanos. Esta pérdida en el poder de consumo trae consigo que 2 de cada 10 venezolanos esté en vulnerabilidad alimentaria

Con el título "Economía en pandemia ¿oportunidad o desafío?" VenAmCham efectuó su tradicional seminario Perspectivas Económicas, contando con más de 360 participantes que se dieron cita en la modalidad on line para conocer los análisis de un calificado grupo de economistas, analistas políticos y expertos en diversos campos nacionales e internacionales.

En sus palabras de apertura, Héctor Rodríguez, presidente de la Junta Directiva de VenAmCham, puso en contexto la realidad que impuso la COVID-19. “El año 2020 significó incertidumbre, teletrabajo, mercados, empresas y negocios paralizados. Ahora en 2021 en el mundo llegó la esperanza de la vacuna y, aun cuando se hace torpe su implementación, ese es el camino. Frente a esa realidad diferentes maniobras nos ayudarán a desmarañar las complejidades de los escenarios”.

"Como líderes es necesario conocer un poco más sobre la situación actual de Venezuela desde diferentes ángulos, con el fin de brindar herramientas y estrategias que garanticen la mejor toma de decisiones”, destacó Luis Vicente García, Gerente General de VenAmCham.

El programa incluyó la revisión de escenarios políticos, la visión de la relación económica Estados Unidos – Venezuela, así como la visión integral del recurso humano empresarial y de las distintas tendencias sobre el mercado y el consumo en Venezuela. Las consideraciones sobre la economía nacional estuvieron a cargo del economista José Manuel Puente.

Luego de siete años de recesión económica y cuatro de hiperinflación, que se traducen en el peor desempeño macroeconómico del planeta por la pérdida del 75% del PIB, Puente estimó que para 2021 hay altas probabilidades de que Venezuela siga contrayéndose, pero a una tasa mucho menor a la que se presentó en los años 2019 y 2020.

“Hay una serie de factores que, a pesar de la crisis, hacen que haya algunos sectores como alimentos, comercio, restaurantes, tecnología, telefonía, y en general productos importados, que van a tener algún dinamismo mayor que en años anteriores, aunque es poco probable que la economía venezolana en su conjunto logre recuperarse en el 2021. Eso ocurrirá en el 2022”, afirmó Puente.

Entre esos factores mencionó la proyección al alza en los precios para la cesta petrolera venezolana, el relajamiento de algunos controles de precios ocurridos en los últimos tres años y una mayor flexibilidad en el ámbito cambiario.

“La dolarización de facto que ha ocurrido ha generado dinamismo en algunos sectores, de manera que vamos a ver una economía dual donde una gran parte va a volver a contraerse en el 2021, pero van a haber parcelas de buenos negocios, y allí está el reto de ustedes como emprendedores que tengan el olfato para identificarlos y quieran hacer negocios en un país muy volátil”, señaló Puente.

Indicó que Venezuela estará fuera de las estimaciones de crecimiento económico que hacen el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones para las economías emergentes, que se calculan sobre 6%, que superaría la caída de 3,3% ocurrida en 2020.

Al referirse al tema de la inflación como un factor que continuará incidiendo negativamente en el desempeño económico, Puente citó las cifras de inflación dadas a conocer por la Asamblea Nacional, que situaron la inflación interanual en 3.478%, luego de calcular que para el pasado mes de enero fue de 55,2%. Explicó que uno de los factores que ha estado alimentando esta alta y persistente inflación ha sido las fuertes devaluaciones en el tipo de cambio.

“En una economía que depende de insumos y bienes finales importados, el tema cambiario es muy importante, ya que cualquier ajuste en el tipo de cambio se traslada a los precios. Este año va a ser de fuerte devaluación porque la persistencia de la hiperinflación va a hacer que el tipo de cambio se siga apreciando”, advirtió el especialista.

Las variables económicas, financieras y regulatorias también fueron consideradas por Oswaldo Ramírez, consultor político y director de la firma de consultoría política ORC Consultores, quien compartió los diferentes escenarios políticos, económicos y sociales que enfrentará el país este año.

Su firma consultora ha identificado una afectación importante en los niveles de compra de los venezolanos. Esta pérdida en el poder de consumo trae consigo que 2 de cada 10 venezolanos esté en vulnerabilidad alimentaria. Del mismo estudio se desprende que un 11% de los consultados indica que las cajas CLAP constituyen su principal fuente de alimentación. Le siguen los mercados populares, con un 30%, los supermercados con un 27% y las bodegas con un 14% como los lugares más comunes para la compra de los alimentos.

Al hablar sobre los medios de pago resaltó el incremento de pagos en divisas en efectivo, así como transferencias en dólares y el uso de Zelle. El trueque, pago móvil y uso de las tarjetas de débito nacionales se mantienen como instrumentos de pago.

ESCENARIOS POLÍTICOS

El análisis de Oswaldo Ramírez se basa en un recorrido por más de 100 variables de entorno agrupadas en 4 grandes categorías. En lo social, al inicio de este año se puede vislumbrar un aumento en la conflictividad, pues hasta la fecha ha registrado 688 protestas a lo largo de todo el país, motivadas principalmente por asuntos laborales, políticos, escasez de gas y gasolina, y fallas en los servicios públicos.

En lo político, Ramírez mencionó como la variable número uno la posibilidad de que se consolide el modelo autocrático según varios escenarios. El primero de ellos, que llamó “el gran viraje”, considera la adopción de medidas económicas orientadas al pragmatismo, que harían posible la consolidación de una élite plutocrática asociada al poder.

Al contrario, en un escenario de “status quo”, nada cambia y todo lo que hay en la palestra económica y de negociación se mantiene como apariencia, aunque el discurso exprese la intención de seguir nuevas vías. El tercer escenario “rent seeking”, conlleva una lucha por la redistribución de los recursos del Tesoro y cuotas políticas para el mantenimiento del poder. Por último, el “new deal”, se refiere a un nuevo pacto que permita la reconstrucción del país con la mayor cantidad de actores que sea posible.

Aunque “en política todos los días muta la estrategia”, Ramírez vislumbra que la estabilización política de Venezuela puede tardar años y necesitar una gran inversión antes de que la transición y creación de un nuevo modelo de ADN político y empresarial se logre.

LOS RETOS DE LA INTERNACIONALIZACIÓN

Neil Herrington, Vicepresidente Senior para las Américas de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, analizó el contexto que plantea el advenimiento de la administración del presidente Joe Biden, el cual abre una nueva era de colaboración política que va a producir un impacto inmediato para Estados Unidos y sus aliados.

“Es innegable que la recuperación económica en América será un proceso desigual. Tras la pandemia existen sectores que han sufrido un gran impacto, algunos de ellos casi han desaparecido, tal es el caso del turismo y del entretenimiento”, aseguró Herrington.

Por otro lado “debe existir una readaptación de la fuerza laboral que permita su reincorporación al mercado de trabajo”. En Estados Unidos hay sectores como salud, agricultura y construcción que, aun contratando a todo el personal disponible, apto para el trabajo y con deseos de emplearse, habría escasez de mano de obra. “Esto requiere atención”, enfatizó el dirigente empresarial, que intervino desde Washington.

Reiteró que la Cámara de Comercio de los Estados Unidos apoya las iniciativas para que Estados Unidos siga en el camino de adoptar una agenda comercial audaz orientada a que vuelva a ser competitivo en los mercados.

Se refirió al valor del sector privado venezolano, y en particular a las empresas venezolano-americanas, que consideró desempeñan un papel positivo para la generación de empleos bien remunerados, para la inversión en el desarrollo de las comunidades locales y suplir las necesidades inmediatas de salud y nutrición de los venezolanos. “Cuando las condiciones políticas mejoren en Venezuela las empresas estadounidenses serán fundamentales para rehabilitar la economía del país”, dijo.

LO FUNDAMENTAL PARA EL RECURSO HUMANO

En una ronda de intervenciones de un panel de expertos se abordó el tema "La visión integral del recurso humano empresarial". Dicho panel fue moderado por Héctor Rodríguez, presidente Industrias Unicon y de la Junta Directiva de VenAmCham. Al iniciar sus exposiciones, Federico López Saavedra, socio director de Thomas More Management Consulting, dio a conocer los resultados de un estudio realizado por dicha firma en colaboración con VenAmCham, que incluyó aspectos sobre compensación y beneficios, retención de talento, digitalización y teletrabajo y formación.

Recomendó que para la retención de talento se considere agregar intangibles a la suma de remuneración y compensación total que recibe el colaborador. Eso lo que generalmente se conoce como salario emocional, sintetizó López Saavedra.

Yorelis Acosta, psicóloga, investigadora del CENDES-UCV, se refirió a las competencias emocionales para enfrentar el 2021 y superar el agotamiento físico y mental que dejó el 2020 a causa de la COVID-19.

Los signos más frecuentemente encontrados en su investigación son ansiedad, miedos, trastornos de sueño e inestabilidad emocional. Esto requiere herramientas que incluyan tener hábitos de salud mental, desarrollar fortalezas emocionales, aprender a recuperarse de situaciones difíciles y proteger el optimismo.

Las consideraciones formales del entorno legal, la remuneración en moneda extranjera y sus implicaciones dentro de las obligaciones laborales de las empresas, y el teletrabajo fueron abordadas por Alejandro Disilvestro, del escritorio jurídico D´Empaire Abogados.

DATOS PARA TOMAR DECISIONES

Correspondió a Alexander Cabrera, de Atenas Grupo Consultores, describir el comportamiento de los hogares venezolanos en materia de consumo, el cual ha venido cambiando de manera drástica desde 2017. “En el 2021 estamos percibiendo una recuperación en sectores importantes de la economía, en el canal autoservicio y una recuperación en el canal tradicional, en el cual la cercanía al hogar comienza a ser un factor muy importante en la decisión de compra”.

Los resultados de las mediciones de gasto en los hogares D y E que forman parte de su panel de investigación revelan un gasto mensual de 300 y 350 dólares, que incluye mercado principal, medicinas, reparaciones del hogar y de vehículos, juguetes y comidas preparadas. A medida que sube en la escala, se llega a un gasto promedio de 2500 dólares mensuales en los estratos superiores.

Por su parte, Alberto Herrera, gerente del área de Comités de Información de VenAmCham, presentó los resultados de la tradicional encuesta sobre perspectivas económicas, en la que participan los asistentes al evento y los integrantes de los 32 comités de trabajo de la Cámara.

Se consultaron diferentes variables que han afectado a las empresas en los últimos seis meses, indicando su impacto en las empresas en una escala. La respuesta “nula” con mayor número de respuestas fue “acceso a financiamiento”, mientras que el mayor resultado de un impacto “alto” correspondió a la “hiperinflación”.

En la pregunta que se refiere a las expectativas de la empresa para el lapso que comienza, el resultado de “regular hacia buenas” o “muy buenas”, alcanzó el 90% de las respuestas. “El empresario venezolano es un optimista, y para estar aquí y para hacer negocios, no espera que las cosas sucedan. Parte de eso tiene que ver con este optimismo y con seguir adelante”, afirmó Herrera.

Estos resultados coincidieron con el optimismo expresado por José Manuel Puente en su presentación, quien en tono positivo aseguró que “gran parte de América Latina ha vivido los desequilibrios que está viviendo Venezuela, y todos han salido de ese fenómeno de desajustes”. Mencionó a Chile, Bolivia y Perú como muestra de ello.

Puente subrayó cinco sectores donde Venezuela tiene un potencial extraordinario para lograrlo. El primero, sigue siendo petróleo, a pesar de que dentro de 20 o 30 años podría ser sustituido, “pero se puede utilizar todavía para potenciar el desarrollo y el crecimiento de motores económicos alternativos”. Venezuela sigue teniendo las mayores reservas de oro de América Latina e inmensas reservas de gas natural y potenciales extraordinarios en petroquímica, turismo.

En opinión de José Manuel Puente, “ha llegado el momento de convertir esa potencialidad en riqueza y bienestar para toda la población y así generar justicia y equidad. El potencial está ahí esperando por un liderazgo visionario que logre instrumentarlo y finalmente lleve a Venezuela a un estado de riqueza, bonanza, justicia y equidad”.

Lo + Leído

MEDIDAS

Desde Washington DC, podemos afirmar que se vienen cosas positivas para Venezuela, entre ellas la flexibilización de las sanciones

LABORAL

Desde el punto de vista de las empresas puede resultar beneficioso al reducir costos operativos en infraestructura y bien manejado puede redundar en una mejora de la productividad por los beneficios q

OPINIÓN

La candidatura de Nicolás Maduro tiene un techo en la clientela electoral del oficialismo y su opción no puede crecer más.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales