Miércoles 23 de Septiembre de 2020

Las regiones agonizan por la crisis

ANÁLISIS
Caracas es una especie de vitrina donde se muestran los mejores productos de la tienda, mientras en el interior no todo está tan bonito como en la vidriera

Un refrán un poco despectivo trata de destacar la importancia de la capital por encima de los otros estados. Nada más alejado de la realidad, pues cada entidad de nuestro país tiene su propia importancia y obviamente forma parte de un todo que nos identifica como país.

Trasladando esto a la economía, actualmente, Caracas es una especie de vitrina donde se muestran los mejores productos de la tienda, mientras en el interior no todo está tan bonito como en la vidriera.

"En Caracas hay gasolina.. En Caracas hay alimentos. En Caracas hay más Oportunidades de trabajo. En Caracas hay negocios abiertos".

Todas estas frases se escuchan en el interior del país. Y hasta cierto punto es verdad. El Ejecutivo lo sabe y hasta cierto punto lo estimula.

Cuando la crisis eléctrica del año pasado, se ocupó de resolver el problema en la capital y, de hecho, salvo en algunos sectores, en Caracas casi no hay cortes eléctricos. En el interior, gran parte de los estados sufre diariamente de apagones por muchas horas.

Lo mismo ocurre con el abastecimiento de alimentos, gasolina y agua. También se repite la situación en otros servicios, como el de comunicaciones. En cambio, en el interior del país, lamentablemente se pasa trabajo.

No importa que sea la pujante Maracaibo o un pequeño pueblo en Apure. La crisis que ya afectaba a Venezuela antes de la pandemia, ahora se ha agudizado y nos coloca entre las economías más pobres de la región.

Pero, en el interior del país es terrible. No hay otra palabra. Para muestra un botón. La semana pasada, la Cámara de Comercio de Maracaibo clamaba por la reapertura de los negocios correspondientes a los sectores no priorizados.

Sin esta apertura, se perderán cientos de empleos y cerrarán las empresas que sostienen la economía del estado Zulia.

Guayana es otro ejemplo. La   Cámara de Comercio de Caroní ha hecho algo parecido. La realidad en Bolívar es distinta a la del Zulia, pues allí impera la minería ilegal y otro tipo de problemas.

Pero, al final, el asunto central es que en las regiones cuesta mucho más mantener una nómina, cuesta más abrir un negocio, cuesta más abastecer los mercados, o enfrentar las fallas de los servicios y la gasolina.

Las regiones agonizan y urge que el Ejecutivo se ocupe. El Ejecutivo  anuncia estímulos y seguramente tiene la intención de resolver los problemas.

No obstante, como hemos sostenido, lo mejor es escuchar a quienes tienen las dificultades, porque seguramente también tienen las soluciones.

Por Tomás Socías López

Analista Económico y Político.

Ex Ministro de Industria y Comercio.

tsociasl@gmail.com

Lo + Leído

OPINIÓN

Daniel Ragua, economista (UCAB) y analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor afirma que desde 2014 la economía se enfrenta a una recesión ajena a la caída de los precios

POLÍTICA

El líder opositor y dirigente de Voluntad Popular afirma que sigue en la lucha e invita a opositores a que dejen la "huelga por libertad".

MERCADO

El crudo venezolano promedia 44,08 dólares en abril y mantiene una cotización media de 44,60 en lo que va de año.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales