Viernes 07 de Mayo de 2021

Hay que eliminar la exoneración para importar

ANÁLISIS
Siempre hemos tratado de evaluar las medidas del Ejecutivo de la manera más objetiva posible, partiendo de la premisa de que las decisiones se toman por el bien del país

La prórroga de la exoneración del pago de impuestos a las importaciones, vigente desde el año pasado, le está haciendo demasiado daño a la economía del país.

Siempre hemos tratado de evaluar las medidas del Ejecutivo de la manera más objetiva posible, partiendo de la premisa de que las decisiones se toman por el bien del país.

En un principio, la exoneración se explicaba para abastecer al país y en momentos en que la escasez de productos era muy grave. Pero ahora ya no se justifica y, por el contrario, está dañando la producción nacional.

Cuando se tomó la medida de extender la exoneración no se tomó en cuenta a los sectores productivos nacionales.

Aunque la producción nacional está en niveles históricamente bajos y hace falta mucha materia prima, precisamente, hace falta estimular a estos sectores con créditos, resolviendo el problema de los servicios y de combustible.

Seguir permitiendo que se importe con tantas facilidades ha hecho crecer la economía de bodegón. Se importa lo que realmente no se necesita y mientras el sector productivo sufre.

La crisis del sector industrial es grave y por eso se le tiene que favorecer para que vuelva a tener la capacidad que tenía antes.

La agricultura también tiene severos problemas de insumos, por lo que este tipo de medidas puede ayudar, pero también genera graves problemas.

Cuando se extendió la exoneración se debió coordinar qué se mantenía en la lista, a qué se le ponía aranceles e impuestos y el monto, cuáles productos y en qué porcentaje se aplica a los que hay en el país, cuáles productos, materias primas, esencias, componentes, maquinarias y servicios era necesario mantener en la lista.

Un ejemplo es el sector calzado y así como él hay muchos, que están severamente afectados por importaciones de bajo costo, mientras la producción nacional paga impuestos.

También ocurre con el sector cauchero, cuyos representantes han denunciado compras externas sin control de productos de calidad muy cuestionable, que se convierten en competencia desleal para el producto local, que paga impuestos y genera empleos.

Lo cierto es que el beneficio es para unos cuentos, mientras la producción nacional espera por medidas que realmente la ayuden a salir adelante.

Por ello, es urgente que en el diálogo con el Ejecutivo se plantee el tema de la exoneración de los aranceles para importar, para que sea un juego de ganar-ganar.

El Autor

Tomás Socías

Analista económico y político. Exministro de Industria y comercio

Tsociasl@gmail.com

Instagram, Facebook y telegram

@tomassociaslopez

Lo + Leído

MEDIDAS

Desde Washington DC, podemos afirmar que se vienen cosas positivas para Venezuela, entre ellas la flexibilización de las sanciones

OPINIÓN

La candidatura de Nicolás Maduro tiene un techo en la clientela electoral del oficialismo y su opción no puede crecer más.

LABORAL

Desde el punto de vista de las empresas puede resultar beneficioso al reducir costos operativos en infraestructura y bien manejado puede redundar en una mejora de la productividad por los beneficios q

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales