Lunes 16 de Octubre de 2017

Marcapasos inalámbricos miniaturizados

SALUD
Pronto, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del muslo, haciendo que la cirugía cardiaca sea menos traumática.

Un marcapasos artificial es un dispositivo electrónico diseñado para producir impulsos eléctricos con el objeto de estimular el corazón cuando falla. Este sistema consta de un generador de impulsos eléctricos y de un cable.

Para implantarlo, se realiza una pequeña incisión al paciente debajo de la clavícula izquierda y se introduce el cable a través de una vena cercana, hasta la aurícula derecha o el ventrículo derecho, dependiendo del tipo de trastorno que se esté tratando.

Posteriormente, cuando el cable está en el lugar adecuado -confirmado mediante rayos X-, se conecta al marcapasos y éste queda alojado debajo de la piel. El procedimiento finaliza cosiendo la incisión.

Pronto este tipo de procedimiento podría ser innecesario ya que, en su lugar, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del muslo, haciendo que la cirugía cardiaca sea menos traumática, según “MIT Technology Review”.

Los fabricantes de estos dos marcapasos explican que sus baterías durarán de 8 a 10 años a plena capacidad de estimulación, y que estos dispositivos están libres de cables o electrodos que se abren camino hasta el corazón, ya que se colocan dentro del propio músculo cardiaco y sus microgeneradores transmiten los pulsos eléctricos a través de minúsculos electrodos, que entran en contacto con las paredes cardiacas, según esta revista científica.

Ambos marcapasos recibieron, el marcado o marca CE, de Conformidad Europea, que indica que cumple con los mínimos requisitos en materia de seguridad de la Comunidad Europea, el modelo “Nanostim” en 2013, y el “Micra” en 2014, y ambos están considerados como dispositivos experimentales en EE.UU.

St. Jude Medical (SJM), la empresa que inventó el primer marcapasos en 1958, ha desarrollado el marcapasos “Nanostim”, un dispositivo cilíndrico de menor tamaño que una pila triple “A”, que detecta la actividad eléctrica del corazón, lo estimula si es necesario y se comunica con un sistema de programación.

A diferencia de los marcapasos comunes, este dispositivo se aloja enteramente en el ventrículo derecho del corazón, no requiere cables y no provoca cicatrices ni un bulto permanente bajo la piel en el lugar donde se coloca, aseguran desde esta compañía (www.sjm.com) con sede en St. Paul, Minnesota.

Un corazón sano normal regula automáticamente su frecuencia, pero algunos corazones laten con demasiada lentitud o de modo irregular y requieren un marcapasos para corregirlo, según SJM.

Fuente: EFE.

Lo + Leído

BANCA

. Con esta herramienta, continúa ofreciendo a sus clientes soluciones digitales cada vez más modernas y eficientes para realizar sus operaciones

EVENTO

En tres pasos se puede participar activamente en el evento anual más importante de la comunidad emprendedora

SALUD

Pronto, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por