Martes 09 de Agosto de 2022

Retos de la gestión bancaria en Venezuela

Juan Carlos Dao
Las instituciones financieras tienen un rol importante en la economía de las naciones centrado en la función de intermediación financiera.

 

 En los próximos años es vital mantener la solidez. En un entorno donde la inflación ha llegado a superar la tasa de interés máxima de créditos y de ahorros, nos vemos obligados a plantearnos estrategias de crecimiento que nos permitan aumentar nuestros activos a ritmos superiores a la inflación para lograr preservar y aumentar las participaciones de mercado y también para generar utilidades que compensen el deterioro inflacionario en los patrimonios, variable fundamental de la solvencia de las IF.

Las IF tienen elevados montos de inversión sostenida en moneda nacional y extranjera para cubrir las áreas de tecnología, infraestructura y en la capacitación de sus colaboradores. Los adelantos tecnológicos nos permiten, además, perfeccionar nuestra manera de hacer banca y ser cada vez más eficientes. Esta elevada inversión en la renovación de nuestra plataforma tecnológica, la red de distribución de agencias y canales a distancia (centros de contactos, Internet banking, cajeros automáticos y máquinas de autoservicios, entre otros), permite facilitar el acceso de los clientes a los bancos y aumenta el número de personas con posibilidad de servicios bancarios (bancarización), aspecto que contribuye al desarrollo económico del país.

Otro reto interesante e ineludible es la gestión de los riesgos financieros y de crédito en una economía tan cambiante como la venezolana, cuya volatilidad hace variar frecuentemente la forma como medimos la capacidad de pago de los clientes para atender sus compromisos crediticios. En la anticipación de estas circunstancias está presente nuestra responsabilidad de administrar los depósitos del público a través de: la gestión adecuada de la liquidez y de la solvencia del banco, el seguimiento de las disposiciones legales y prudenciales que regulan la actividad bancaria y el estricto apego a los fundamentos que rigen una sana gestión de riesgos.

Para los próximos años, los bancos debemos prestar especial atención a la evolución de la calidad de los activos. En ese sentido, una sana política de creación de provisiones que anticipe ciclos menos expansivos en la economía es necesaria; de allí nuevamente la necesidad que la banca tenga niveles adecuados de ingresos que le permitan una estrategia de provisiones sana para apuntalar los niveles de solvencia.

De igual forma, es necesario mantener una relación armónica con los reguladores y se requiere de mecanismos de diálogo constante y entendimiento mutuo para que las cambiantes necesidades de nuestros ahorristas, y de la sociedad en general, sean tomadas en cuenta. En este punto, el cumplimiento de las carteras de crédito obligatorias constituye un gran reto para los bancos privados venezolanos, ya que en ocasiones las condiciones previstas en estos financiamientos difieren de las realidades del mercado e inclusive contravienen las buenas prácticas de gestión bancaria.

Por otra parte, la dinámica del mercado demanda el fortalecimiento de las relaciones que las IF tienen con susstakeholders.  La responsabilidad social  de los bancos va más allá de la contribución económica con la comunidad, la educación, el deporte, la cultura o el medio ambiente. La transparencia y responsabilidad en el manejo de recursos ajenos, el respeto cabal a la normativa e inclusive la autoregulación, se convierten en espacios importantes de la responsabilidad de gestión empresarial para los bancos. De igual manera el esfuerzo en la satisfacción de las necesidades de los clientes y la integridad y bienestar de los empleados y colaboradores que hacen vida en las IF, son piezas importantísimas en este concepto ampliado de RSE para los bancos.

Convertir factores de riesgo en situaciones de éxito no es tarea fácil, especialmente en un contexto en el que la banca, al igual que el resto de empresas, nos encontramos con escenarios de alta volatilidad y excesiva regulación en un ambiente de negocios de poco estímulo para el desarrollo de la actividad económica. La diferencia para las IF radica en reconocer siempre que a nuestro buen resguardo se encuentran los ahorros de muchas familias, al igual que el dinero de empresas e instituciones.

Presidente de Bancaribe

Lo + Leído

EEUU

Del Pino afirmó que en otras oportunidades se han formulado reclamos al gobierno norteamericano, por las entrevistas a las cuales son sometidos los ejecutivos de PDVSA, cuando acuden a la embajada nor

GAS

Actualmente, la estatal petrolera desarrolla proyectos orientados a impulsar el sector gasífero en el país.

ANÁLISIS

Durante muchos años, el uso de la política cambiaria como política antiinflacionaria abarató las importaciones y castigó la competitividad internacional de las exportaciones

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales