Miércoles 26 de Abril de 2017

La legitimación de capitales se intensifica

ANÁLISIS
Alejandro Rebolledo, abogado especialista en anti-lavado de dinero, afirma que no sólo se blanquea dinero en Venezuela, sino que “ya se conocen las redes de soborno, corrupción y lavado de dinero que actuaron en Petróleos de Venezuela”

Dados los acontecimientos relativamente recientes, como el caso denominado “Panamá Papers”, entre otros, parece que el lavado de dinero o legitimación de capitales impulsado, en particular, por la corrupción política y el narcotráfico, como principales actividades ilícitas, cobra singular importancia en Venezuela, América Latina y el mundo, en general.

Alejandro Rebolledo, abogado especialista en anti-lavado de dinero, afirma que no sólo se blanquea dinero en Venezuela, sino que “ya se conocen las redes de soborno, corrupción y lavado de dinero que actuaron en Petróleos de Venezuela”. Refiere que el empresario zuliano Roberto Rincón, conocido como proveedor de bienes y servicios de PDVSA, y su socio en Miami, Abraham Shiera, también zuliano, “admitieron en la Corte de Houston, Estados Unidos que sobornaron a tres ex-funcionarios de PDVSA con más de 1.000 millones de dólares para obtener contratos, mientras que tales funcionarios reconocieron que fueron sobornados”. Rincón y Shiera habían sido detenidos en diciembre de 2015 en Houston y Miami, respectivamente, bajo los cargos de fraude y lavado de dinero. “Allí hay una red con nombres y apellidos, bancos y países”, añade Rebolledo.

En ese sentido, un grupo de abogados y otros representantes de la sociedad civil venezolana están impulsando la recolección de 20.000 firmas para llevarlas al Departamento de Estado de EEUU y al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de ese país, con la finalidad de solicitarles que “revisen los expedientes migratorios de los últimos años de aquellos ciudadanos que han logrado ciudadanía, residencia, visado y asilo”, en particular, “de las personas que están siendo investigadas o vinculadas al gobierno venezolano”, apunta Rebolledo.

“Es decir, no puede ser que sujetos como los que he nombrado tengan residencia, negocios y empresas en EEUU, por eso necesitamos que el Departamento de Estado revise el status de personas como esas, porque es inadmisible que tengan refugio en Estados Unidos, además de que deben venir a Venezuela a rendir cuentas”, agrega.

Tras afirmar que la corrupción “no tiene color político, sino aliados de turno”, y que “es el principal origen de capitales ilegítimos en Venezuela”, Rebolledo indica que “en las últimas dos gestiones de gobierno en Venezuela, la corrupción ha sido realmente impactante por la falta de control y las debilidades institucionales. Además, el tráfico de drogas también se ha fortalecido”.

El Instituto de  Altos Estudios de Derecho introdujo en la Asamblea Nacional una propuesta de reforma parcial de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo. “El objetivo es actualizar y fortalecer esa base legal e incorporar mejores prácticas y efectivos procedimientos para combatir la hoy moderna, ágil, mutante y tecnológica delincuencia organizada”, explica Rebolledo.

La propuesta incluye, además de nuevas formas delictivas, modificar el título que se refiere a la recuperación de activos. “Proponemos  que se establezca una recompensa para aquellas personas que den información sobre bienes y activos obtenidos ilícitamente y que de ellos se pueda recuperar por lo menos el 20%. Esto está funcionando muy bien en Estados Unidos, donde 26 personas han sido recompensadas con más 57 millones de dólares desde 2011”.  

No ha sido mal vista

Javier Gorriño, abogado y criminólogo, explica que en Venezuela ciertamente se legitima dinero, en particular el que se origina en la corrupción política, que es en la actualidad el fenómeno dominante en el país, además de que tradicionalmente “no ha sido mal vista y se ha considerado como normal que un político se enriquezca de manera ilegal”. También se achaca a “la viveza criolla” y, por añadidura, “es de fácil olvido”.

No obstante, señala que la corrupción política “comienza a ser objeto de repudio” en la sociedad venezolana porque está afectando el desarrollo del país, pues se trata de la desviación de fondos que pudieran haberse utilizado para salud, alimentación, educación, etc.

En cuanto a legitimación de capitales en Venezuela provenientes de otras fuentes como el narcotráfico, por ejemplo, Gorriño dice que “en realidad ha habido muy pocos casos descubiertos para lo que debe haber, por tanto hay que abrir bien los ojos”. Recuerda que se han conocido públicamente ciertos casos y que, en consecuencia, las autoridades han confiscado bienes e inmuebles en particular. Estima que “una manera de enfrentar con éxito la corrupción política es lograr la recuperación de los capitales mal habidos, además de que ese logro representaría el fin de la impunidad de los políticos-funcionarios que se han robado el dinero de todos los venezolanos”.

Agrega que pareciera existir la idea de que los capitales ilegítimos están más seguros en el exterior, por tanto “hoy por hoy salen un poco hacia Estados Unidos y una buena parte hacia países como Panamá, donde es vox populi que allí hay grandes inversiones venezolanas, mucho más que en otras capitales latinoamericanas”.  Pero también “deben haberse ido hacia otros paraísos fiscales porque es demasiada la cantidad de dinero de que se habla y que ha salido por diferentes vías, tales como Cadivi y Pdvsa, etc.”.

Señala que, en general, la legitimación de capitales se efectúa a través de inversiones en sectores como el inmobiliario y el turismo, además de que “hoy día es muy frecuente la conformación ce compañías y empresas off shore en los llamados paraísos fiscales”.

Normas

La vigente Resolución 119-10 del 9/3/2010, promulgada por la Superintendencia de Bancos (Sudeban), referida a las “normas relativas a la administración y fiscalización de los riesgos relacionados con los delitos de legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo aplicables a las instituciones reguladas” por esa superintendencia, considera que son “clientes de alto riesgo” las empresas dedicadas  a la transferencia o envío de fondos o remesas; casinos y salas de juego; prestamistas; asociaciones civiles sin fines de lucro o fundaciones u organismos no gubernamentales (ONGs); inversionistas y agencias de bienes raíces; personas expuestas políticamente (PEP), incluyendo familiares cercanos, asociados y estrechos colaboradores de las PEP.

Asimismo abogados, contadores públicos y otros profesionales independientes, cuando éstos ayudan a la planificación y ejecución de transacciones para sus clientes relacionadas con la compra-venta de bienes raíces, administración de cuentas bancarias y de valores; contribución para la creación, operación o administración de compañías y entidades comerciales, industriales o financieras; administración de activos; y creación, organización, operación o administración de sociedades, empresas y personas jurídicas; de igual manera, personas jurídicas constituidas y establecidas en países , estados o jurisdicción que posean un sistema fiscal diferenciado entre residentes y nacionales, estricto secreto bancario, carencia de tratados internacionales en la materia, así como tributos reducidos o inexistentes.

“Papeles de Panamá”

A principios de abril pasado, reventó el caso “Panamá Papers”, destacado por la filtración de 11 millones de documentos confidenciales del bufete panameño Mossack Fonseca. Venezuela es mencionada 241.000 veces.

Aparecen involucrados algunos venezolanos, además de mandatarios, líderes políticos, deportistas, empresarios, miembros de casas reales, etc., de diversos países .Tales papeles []revelan el ocultamiento de activos y empresas, evasión tributaria, etc. A finales de abril, las autoridades venezolanas imputaron al empresario Josmel Velásquez Figueroa, presuntamente vinculado al caso, y a su madre Amelis Figueroa, quien también es madre de Adrián Velásquez Figueroa, supuesto ex funcionario de seguridad del Palacio de Miraflores, y quien habría contratado a Mossack Fonseca para llevar inversiones a paraísos fiscales. También ha sido mencionada Claudia Díaz, supuesta ex tesorera de la nación y esposa de Adrián Velásquez. Otros venezolanos que aparecen en los Panamá Papers son el general (r) Víctor Cruz Weffer, cercano colaborador de Hugo Chávez; y los empresarios Desiré Obadía Medionies  y Javier Bertucci, entre otros. El suceso está en desarrollo.

Por César Contreras Altuve

redaccion@dinero.com.ve

Lo + Leído

DIPLOMACIA

La canciller Delcy Rodríguez dijo que recibió instrucciones específicas del presidente Nicolás Maduro de comenzar a realizar los procesos para retirar a Venezuela de la OEA por considerar que la rerun

FISCAL

La Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, repudió los hechos de violencia que han causado la muerte de 26 personas en los últimos días en el país.

MEDIDA

La decisión se hizo a pesar de la mediación del vicepresidente del área económica y ministro de Economía, Ramón Lobo.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por