Sábado 23 de Octubre de 2021

Sobre la gerencia fiscal

Diego Mendoza
El pago de los impuestos es por sobre todas las cosas una responsabilidad del contribuyente con el desarrollo del país, más que una obligación fiscal

Es directa la asociación del primer trimestre del año con las declaraciones de impuestos y las pequeñas y medianas empresas no escapan a estas formalidades y obligaciones. En Venezuela la cultura tributaria viene mejorando progresivamente a partir de la creación del Seniat en 1995 y por las propias condiciones económicas y sociales del país. Además de los avances tecnológicos que han permitido hacer de la tributación un proceso más expedito.

Sin embargo hay mucho por hacer. El Seniat maneja información estadística de recaudación, sanciones y cumplimiento de obligaciones tributarias pero estos datos no están disponibles públicamente. Todo aquel que formalmente está inscrito ante el Registro Mercantil, el Seniat y organismos parafiscales está propenso a fiscalización y sanción ante omisiones. Es decir su posibilidad de incumplimiento está atada a una fuerte responsabilidad fiscal y riesgo de sanción. Sin embargo, los que no están formalizados son los que mantienen un incumplimiento fiscal determinante en la economía del país.

Cuando se me consulta sobre los mecanismos más acertados para el pago de impuestos y cargas fiscales de las empresas venezolanas, argumento que las empresas deben poseer una adecuada planificación fiscal, que consiste básicamente en:

- Conocer todas las obligaciones fiscales y parafiscales, y sus deberes formales.

- Cumplir con todo el proceso general tributario: inscripción ante organismos competentes, registros de contabilidad en base a normas de información financiera, declaraciones oportunas y por ultimo notificaciones al organismo competente.

Entre las recomendaciones que doy para el pago correcto de los impuestos y cargas fiscales se encuentran: primero, tener una gerencia formada e informada de las formalidades tributarias, sus riesgos y oportunidades. Hay que comprender que la gerencia fiscal sobrepasa los límites del gerente tradicional y concierne a todos los niveles de la empresa. Segundo, en la planificación fiscal hay que tener claramente identificados: los tributos inherentes a la empresa, deberes formales de cada uno, temporalidad de cada carga fiscal, programación de obligaciones fiscales, organizaciones administrativas y planificación de pagos.

El pago de estos impuestos es por sobre todas las cosas una responsabilidad del contribuyente con el desarrollo del país, más que una obligación fiscal. Con los tributos el Estado se compromete a desarrollar políticas públicas que beneficien a toda la sociedad. Los tributos se clasifican en: impuestos, tasas y contribuciones especiales. Dentro de las contribuciones especiales están los parafiscales y los tributos por mejoras. Cada tributo debe ser estrictamente acatado y su incumplimiento genera sanciones que partiendo del Código Orgánico Tributario y según las leyes que lo rigen, reciben tipificaciones. Las  sanciones, según sea la gravedad del incumplimiento, pueden estar entre sanciones pecunarias, cierres temporales o permanentes, hasta penales con privativa de libertad.

Refiriéndome a la realidad fiscal actual de las Pymes en Venezuela, a las que consideramos como un hecho social, que nacen del emprendimiento, la innovación e iniciativa privada y que deben estar sujetas a un marco de condiciones institucionales, representan un soporte económico importante para la sociedad. Constituyen aproximadamente el 95% del tejido empresarial venezolano, partiendo de la clasificación en base a la aplicación de Normas de Información Financiera en el país. Cada pyme, según su sector económico, tiene sus propias oportunidades y dificultades. En general, creemos que los retos de ellas están en: sustituir el viejo modelo de dirección empresaria centrado en la rentabilidad por uno basado en generación de valor, desplazar la dirección empresarial empírica por una dirección de planificación estratégica, ser promotores de condiciones y no solo demandantes de las mismas, eso significa que el espíritu empresarial debe liderar innovación, estrategias de mercado, convicción nacional y asunción de riesgos.

 

El Autor

Diego Mendoza es el presidente de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela (FCCPV), investigador y docente, especialista en gerencia financiera

Lo + Leído

DINERO

"Denuncio que el régimen trata de seguir robándonos el dinero: Trata de mover desde Bandes un dinero a Uruguay, el llamado es a Uruguay a que no se presten para esto, son de 1000 a 1200 millones

ENCUESTA

63 por ciento considera que la salida a la crisis en Venezuela es el revocatorio, en tanto que un 10 por ciento considera que el diálogo al que insta la Organización de Estados Americanos (OEA), es l

RANKING

Nuevamente el país se ubica en el último lugar como el país con menor libertad económica del planeta, según el Índice de Libertad Económica del Mundo.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales