Martes 12 de Diciembre de 2017

Opinión: El Deporte y El Derecho

LEY
En Venezuela, el derecho deportivo puede radicarse en la Ley Orgánica del Deporte y su respectivo reglamento. Sin embargo, cuando vemos esta ley a fondo, vemos que se trata de una ley que impone un impuesto para las empresas a los fines de financiar proyectos deportivos en el país a través del Fondo Nacional para el Deporte.

Hemos escuchado muchas veces el término “derecho deportivo”. Sin embargo, ¿realmente existe el derecho deportivo? Puede decirse que sí. En Venezuela, el derecho deportivo puede radicarse en la Ley Orgánica del Deporte y su respectivo reglamento. Sin embargo, cuando vemos esta ley a fondo, vemos que se trata de una ley que impone un impuesto para las empresas a los fines de financiar proyectos deportivos en el país a través del Fondo Nacional para el Deporte. 

Esta ley también, de alguna manera, regula las distintas organizaciones dentro del deporte nacional, empezando por los clubes y las federaciones, pero nuevamente con el fin de señalar las organizaciones que pudieran recibir financiamientos de los recursos provenientes del Fondo Nacional del Deporte.  

Una cosa distinta al derecho deportivo es la aplicación del derecho a la industria deportiva.  Como industria, el deporte puede considerarse como un ámbito de negocios donde se movilizan muchos factores, y consecuentemente, se le aplica muchas aras del derecho, desde el derecho mercantil, hasta el derecho de las personas. igualmente, dentro de los respectivos deportes, organizaciones que imponen sus propias normas dentro y fuera de nuestras fronteras como lo puede ser la FIFA, la MLB o la FIA.

Tomemos por ejemplo el caso del béisbol profesional. Jugadores de béisbol son contratados para jugar pelota profesionalmente cuando cumplen 16 años de edad.  Dentro de nuestro ordenamiento jurídico, un jugador de béisbol, aun cuando mida 1,80, a los 16 años, es todavía un menor de edad, y no tiene la capacidad para suscribir un contrato.  Para poder suscribir un contrato de béisbol profesional va a requerir de la autorización de sus padres o representantes, y serán estos los que deberán velar por los intereses y por el dinero que recibe al suscribir un contrato profesional.

Siguiendo dentro del marco del béisbol, vemos que una vez suscrito un contrato de béisbol profesional, el jugador se obliga a las reglas generales aplicables al deporte, impuesto por contratos colectivos.  Asi dentro de este marco, en los Estados Unidos, por ejemplo, la imagen del pelotero es cedida, con sus correspondientes excepciones, a la Asociación de Peloteros y es esta asociación quien puede negociar la imagen de los jugadores en su conjunto. En este sentido, aun cuando no hay leyes que regulan esta industria, si existen reglas entre las partes, impuestas desde la MLBA o la MLBPA, que tienen que ser cumplidas por ellas.

En el caso de los equipos deportivos profesionales es igual. Existe una amplia normativa que les será aplicable.  Es normal que un equipo deportivo profesional nazca de la pasion de un individuo o de un grupo de personas, pero muchas veces no le dan la importancia al aspecto legal que merece.  Por más que se trate de un hobby, se trata de un gran emprendimiento y como tal debe ampararse dentro de la normativa del país para así proteger el patrimonio de sus dueños y de sus directores. 

En este sentido el equipo debe constituirse bajo la figura de la una sociedad o compañía anónima que limite los riesgos de los inversionistas hasta por el monto del capital invertido, protegiendo así el resto de su patrimonio.

Esto también permitirá que el equipo cuente con un eficiente gobierno corporativo, entendiéndose como el conjunto de reglas para la sana administración de la organización.  En otras palabras, un buen gobierno corporativo permite asegurar la rendición de cuentas, la equidad y la transparencia en la relación de una empresa con sus todas las partes interesadas, y proporciona disciplina en el manejo económico de estas organizaciones. Igualmente debe existir un balance entre el gobierno corporativo y los objetivos del equipo, en el sentido de que las organizaciones puedan administrar sus recursos sin mayores trabas o cuellos de botella.

La formación de un equipo deportivo bajo una adecuada estructura jurídica también facilitará a lo largo el manejo de este equipo, y también su posterior venta.  Así mismo al contar con una adecuada estructura jurídica se facilita la protección de la marca y el nombre del equipo permitiendo su licenciamiento para la comercialización de productos ligados a este equipo. 

Al fin y al cabo toda organización esta compuesta por personas y es importante establecer reglas claras para el manejo de la organización con la finalidad de obtener un buen manejo de esta organización, mas alla de que se trate de un hobby. De allí la importancia del derecho en la industria deportiva.

Escrito por John Tucker

Abogado especialista en Derecho laboral y Seguridad Social/ Deporte y Entretenimiento.

Socio de HPCD abogados

Twitter:  @Hoetpelaez

Tomando el pulso

Lo + Leído

DOLARIZAR

Pero, ¿es viable la dolarización de la economía venezolana?.

COMICIOS

La coalición opositora resaltó el uso perverso del ‘carnet de la patria’, para someter la voluntad de un pueblo en situación de extrema necesidad.

OPINIÓN

Daniel Ragua, economista (UCAB) y analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor afirma que desde 2014 la economía se enfrenta a una recesión ajena a la caída de los precios

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por