Jueves 25 de Abril de 2019

La otra dimensión del dinero

OPINIÓN
Un presupuesto de caja cónsono a los ingresos percibidos, conlleva a un manejo prudente del dinero, evitando de esa forma el endeudamiento para financiar gastos cotidianos, y crear situaciones futuras desagradables.

En infinidad de oportunidades, se ha definido y hablado del dinero como componente básico del comercio y de la economía moderna.  Más allá de estas consideraciones, existe una ecuación básica originaria del dinero: la conjunción humana del talento y el tiempo.  El comercio de bienes y servicios está estructurado en transacciones que conllevan a su vez un intercambio de emociones, de energía espiritual.  Si se toma en cuenta las dos variables de la ecuación antes mencionada, y se analiza la fuente de las mismas, se puede deducir que el dinero no proviene exclusivamente de una estructura netamente material.  El dinero al llegar por añadidura como resultado de las actividades humanas, y al no constituir el fin primordial de esas actividades, convierte a su tenedor en un administrador del mismo.  No somos dueños del dinero, y tampoco el dinero es dueño de nosotros.

Dentro de este esquema de fuente inagotable de energía y prosperidad, el dinero se convierte en un caudal muy parecido a un rio, lo tomamos y lo regresamos a la fuente; no se retiene, porque ello implicaría disminuir su fuerza.

Cuando se utiliza el dinero canalizando una parte como retorno a la fuente originaria, otra parte para los gastos cotidianos, otra para efectos de precaución y una parte para la inversión, estamos utilizando inteligentemente el dinero, y alineado con esta dimensión.

El manejo del dinero es también similar a transitar por un angosto camino con dos precipicios: por un lado el consumo compulsivo, y por el otro la acumulación desordenada del dinero.  Ambos extremos dañan la economía domestica o empresarial, y no están asociados al esquema de dinero aquí planteado.

Un presupuesto de caja cónsono a los ingresos percibidos, conlleva a un manejo prudente del dinero, evitando de esa forma el endeudamiento para financiar gastos cotidianos, y crear situaciones futuras desagradables.

El Autor

Juan Enrique Aigster Villamizar

www.hpcd.com

@hoetpelaez

Tomando el pulso

¿Cuáles son sus prioridades en los gastos mensuales?

Lo + Leído

ECONOMÍA

Segùn el Cenda, se requieren 86.4 salarios mínimos ó 2,9 salarios mínimos cada día, para poder adquirir la canasta alimentaria, referida a una familia de cinco miembros

ANÁLISIS

"Una vez que la economía llega a este punto, se hace difícil revertir la dolarización", señaló la consultora Ecoanalítica en su último informe mensual

DIVISAS

El BCV divulgó las nuevas tasas del mercado cambiario, superior al dólar no oficial

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por