Martes 30 de Noviembre de 2021

El desabastecimiento y/o acaparamiento: ¿Quién tiene la culpa?

Gustavo Quintini
Las naciones más prósperas siempre lo han sido conforme a que sus gobiernos se mantuviesen en sus funciones propias que son seguridad, justicia e infraestructura

Siempre se escuchan en los mercados, camionetas de pasajeros, colas en sitios públicos, centros comerciales y otros lugares altamente concurridos por el público en general para el consumo de bienes y servicios u ocio y esparcimiento, a la gente quejándose de la ausencia de los productos en los anaqueles, de la siempre alta subida de precios relativos cuasi generalizada. Además, se ve en prensa a los distintos voceros del gobierno afirmar que la culpa de la escasez se debe al acaparamiento, es decir, según sus declaraciones públicas la escasez es provocada por los malvados empresarios que para aprovecharse de las necesidades de la colectividad esconden los productos y los venden en pocas cantidades a precios muy elevados.

Es necesario destacar que el público en general solo conoce esta versión de los hechos, una versión que simplemente pretende trasladar la culpa del problema de un gobierno interventor, controlador y dueño de los medios de producción en muchos casos. Por lo tanto, necesario informar a los lectores de este artículo de las distintas formas en las que el Gobierno controla la producción de bienes y servicios sobre todo en los pertenecientes a la canasta alimentaria, así como también de otros productos como el papel sanitario, toallas sanitarias, cosméticos de alta calidad, bloqueadores solares, medicinas, desinfectantes, agua oxigenada, repuestos de automóviles, repuestos para electrodomésticos, etc.

Con toda esta situación de la que se culpa a los empresarios y cuando no se les puede adjudicar la culpa a ellos a la cultura de consumo y a la irresponsabilidad de la gente o su insensatez, los receptores de dichas informaciones no tienen en cuenta algunos principios  básicos de las ciencias de la acción como son la característica volitiva de la acciones, que todos actuamos por interés propio y que toda teoría debe explicar la realidad no pretender cambiarla por otra realidad que es algo sencillamente inútil. Asimismo, podemos observar a muchos políticos defendiendo medidas como controles de cambio, de precios, de inventarios, mucho gasto público en sus modalidades de consumo y de inversión, intereses artificialmente bajos, moneda fiduciaria (sin
respaldo) y restricciones al uso de otras monedas como el oro, la plata y divisas con alto nivel de confianza como el dólar y el euro, por lo tanto toda teoría que traiga malos resultados es mala teoría porque su propósito debe ser explicar la realidad y hacerla cognoscible.

Todos los gobiernos de la era "Democrática" de Venezuela y el actual de Chávez y su sucesor Maduro han implementado controles de cambio en mayor o menor medida, han sustituido el dinero real (oro y plata) por Deuda (billetes de Banco Central y distintos Bonos del Estado y sus Empresas); en gobiernos "Democráticos" y en el Actual se implementaron expropiaciones y nacionalizaciones (Robos Legales) y se pretendió controlar la economía y los asuntos privados a través de Ministerios de Alimentos, de Comercio, de Salud, de Educación, de Cultura, de Deportes, la actual Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos (SADA), entre otros; esto nos trajo todos los malos resultados que vivimos, primero fuimos tercermundistas y ahora estamos igual o peor que África y Haití. Por el contrario las naciones más prósperas siempre lo han sido conforme a que sus gobiernos se mantuviesen en sus funciones propias que son seguridad, justicia e infraestructura; esta es la razón por la que vemos muchos países desarrollados en crisis económicas, porque han dejado sus tradiciones políticas: de Gobierno limitado, democracias limitadas y libertad económica y están aplicando políticas públicas de izquierda, tal cual como lo hacemos nosotros en América Latina solo que su declive ha sido lento debido a la cultura conservadora y de libertades económicas que muchos de sus habitantes conservan y exigen.

En conclusión, la culpa no es de la gente ni de la cultura, es de aquellos que tienen y en su momento tuvieron la oportunidad y los medios para hacer frente al estatismo (Comunismo, Socialismo, Social Democracia, Social Cristianismo y otras formas de Tercera Vía) pero que prefirieron apoyar al que está mandando a cambio de privilegios. Además, el desabastecimiento es causado por la intervención, regulación y control de la producción de bienes y servicios por parte del Gobierno y el bajo valor del bolívar que primero fue de oro y plata, lo causó su conversión de Moneda Metálica a Billete de Papel sin respaldo (Deuda que no están dispuestos a pagar).

El Autor

Gustavo Quintini es director de la Organización del Movimiento Demócrata Liberal para Aragua y Carabobo

Lo + Leído

OPINIÓN

Daniel Ragua, economista (UCAB) y analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor afirma que desde 2014 la economía se enfrenta a una recesión ajena a la caída de los precios

SALUD

Pronto, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del

AMBIENTE

Por 4to. año consecutivo, Ruffles llevará a cabo acciones para limpiar las playas venezolanas.

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales