Miércoles 13 de Diciembre de 2017

¿Dónde se consigue un empleo?

Amancio Ojeda Saavedra
En las entrevistas para lograr empleo todos los detalles cuentan, pero lo que más importa es lo que la persona es y representa en ese encuentro

Una hoja de resumen curricular bien presentada, adaptada de manera estratégica y, tener una experiencia que lo hacen indicado para el cargo, es solo el inicio de la aventura para conseguir un empleo.

Lo anterior abre la puerta, pero lo que realmente hace que puedas entrar y aumentar en alto porcentaje las posibilidades, es la serie de entrevistas que seguramente te realizarán, y sin temor a dudas, el primer encuentro es crucial.

Una buena entrevista de empleo, no es aquella donde el aspirante se hace cargo de responder una batería de preguntas pre-diseñadas por el equipo empleador; hay muchos elementos que considerar al momento de un encuentro profesional para ganarse la oportunidad de servir. Aquí hay una lista de cinco aspectos a tener en cuenta:

1.    Infórmese bien: El aspirante debe tener la mayor cantidad de datos de la organización a la que aspira entrar; debe conocer el nombre de quien la dirige; un poco de la historia, valores, la misión y visión a la que se deben, conflictos públicos, logros en el mercado, actividades recientes, etc. Saber de la organización permite generar respuestas y conversaciones más fluidas, seguras y adaptadas a la realidad.

2.    Pregunte: Uno de los errores que se cometen en las entrevistas, es pensar que se trata de un interrogatorio; y la verdad es que el entrevistador, está buscando  conocer más al ser humano que tiene en frente; así que, para poder establecer una conversación más fluida, y no convertirla en “usted pregunta y yo respondo”, hay que hacerse cargo de preguntar, de mostrar las inquietudes (sobre el cargo y la organización) y de opinar de manera franca. El hecho de hacer una entrevista en modo de conversación, más que en modo de cuestionario, genera muy buena imagen de la personalidad del aspirante.

3.    Un plus: En las entrevistas suele ocurrir que el aspirante permite que el entrevistador obtenga todos los datos que desea, y  a veces se cuenta con información y experiencia que generaría mucho más valor, para la organización o para el rol a desempeñar si se dan a conocer; se debe estar consciente de esa información, ser oportuno para decirla, y sobre todo, no irse con ella.

Las organizaciones buscan a gente que sea capaz de darle más valor a un rol, que aquel que está escrito en la descripción del cargo. Por ello, hay que tener claridad de las competencias, experiencias y  recursos que se poseen.

4.    ¿Intimidado?: En muchas oportunidades el entrevistador tiene una actitud y postura intimidante; esto lo hace por diferentes motivos: puede ser parte del juego de la entrevista; quizás sea la manera de ocultar sus temores o sencillamente pasa por un mal momento; entre otras razones. Es importante recordar que esa actitud “no es mía, ni es mi responsabilidad”, eso que ocurre se trata del otro y ocurre en el otro;  al comprender que no puedo cambiar su comportamiento, pero si puedo decidir no dejarme afectar, se comienza actuar de manera natural y se hace lo que corresponde hacer para tener un buen desempeño.    

5.    Ofrecer retroalimentación: Si algo impacta a un entrevistador, es aquella persona que al final de la entrevista la agradece, y  pide permiso para ofrecer una retroalimentación honesta y profesional de lo que ocurrió en la entrevista; comentar qué gustó y qué no, referir de manera transparente cómo se sintió y entregar dos o tres comentarios que mejoren el proceso de entrevista, hará de ese encuentro, un cierre productivo para ambos. ¡Recuerde pedir permiso para hacerlo!

Existen otros detalles relevantes que son de sentido común, como: cuidar la vestimenta, los gestos y las posturas, usar un buen vocabulario, la puntualidad, tener claridad de cuánto vale el rol en el mercado, entre otros.

En las entrevistas para lograr empleo, como  en una cena de enamorados, todos los detalles cuentan, pero  lo que más importa es lo que la persona es y representa en ese encuentro.  ¿Dónde se consigue un empleo? En realizar muy buenas entrevistas.

 

El Autor

Amancio Ojeda Saavedra es Especialista en ciencias de la conducta. Conferencista internacional, consultor senior en educación corporativa, autor de libros sobre el tema de liderazgo

Tomando el pulso

Lo + Leído

DOLARIZAR

Pero, ¿es viable la dolarización de la economía venezolana?.

CORRUPCIÓN

En uno de los documentos revisados por la Fiscalía, Diego Salazar, detenido por el caso y primo hermano de Ramírez, lo incrimina directamente como su socio directo en operaciones de intermediación y c

FISCALÍA

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, explicó este que Guanipa realizó varios llamados "a la violencia, al odio, a la intolerancia y al desconocimiento de la institucionalidad&qu

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por