Martes 02 de Marzo de 2021

Aquel muro que cayó en 1989

HISTORIA
Para muchos de nosotros la existencia del Muro de Berlín era una barbarie típica de los regímenes comunistas para aislar a su población.

Para muchos de nosotros la existencia del Muro de Berlín era una barbarie típica de los regímenes comunistas para aislar a su población.

El Muro de Berlín (Berliner Mauer en alemán) fue construido en agosto de 1961 y su extensión era de aproximadamente 120 kilómetros que dividían a la ciudad de Berlín en dos mitades. El gobierno de la extinta República Democrática Alemana lo llamó “muro antifascista” con el cual se protegería al país de las agresiones de los aliados. Sin embargo, su construcción buscaba detener la fuga de talentos y mano de obra calificada, que según estadísticas, daban cuenta que más de 3,6 millones de alemanes del este  “preparados” habían optado por mudarse a Alemania Federal (Oeste) sólo entre 1949 y 1961.  

El muro congeló la historia y el desarrollo para los habitantes del este, mientras que sus vecinos del oeste mantenían un pujante desarrollo que les obligaba a importar mano de obra de Portugal, España, Italia y Turquía. Para los alemanes del este era angustiante la falta de libertades y opciones de trabajo, y por ello, durante los años del muro hubo más de 5.000 fugas a Berlín Occidental. Sin embargo, unas 220 personas no lo lograron y lo pagaron con sus vidas.  Quizás el caso más recordado tuvo lugar en 1962 cuando dos amigos (Peter Fechter y Helmunt Kulbeik) intentaron saltarlo. Kulbeik tuvo éxito en la hazaña mientras que Fechter fue tiroteado, herido y lo dejaron desangrarse ante la vista de los medios occidentales.

El 9 de noviembre de 1989 y como resultado de la descoordinación y otra serie de errores de las autoridades de Alemania del Este ante la presión de los ciudadanos para poder visitar el sector occidental, la radio y otros medios de comunicación informaron que “el muro está libre”. Ante esta situación una marea humana se presentó en el muro para saltar al lado occidental. La policía y soldados totalmente desinformados no actuaron y la unión de las dos “Alemanias” se cristalizó.

Esta es la historia de un muro que sentíamos lejano, pero que hoy nos resulta familiar.  Generalmente los muros son construidos por los débiles para mantenerse más tiempo en una posición. La historia militar nos enseña que los lugares sitiados caen generalmente sin disparar un tiro. Este muro cayó como caerán otros que conocemos y de seguro también será sin disparar un tiro.

El Autor

Mario Gil. Consultor.

Lo + Leído

SALUD

Pronto, los médicos podrán usar unos nuevos marcapasos inalámbricos miniaturizados, lo bastante pequeños como para colocarlos en el corazón a través de los vasos sanguíneos, como las grandes venas del

OPINIÓN

Daniel Ragua, economista (UCAB) y analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor afirma que desde 2014 la economía se enfrenta a una recesión ajena a la caída de los precios

INCREMENTO

Los supermercados parecen ser la mejor opción para comprar los ingredientes del plato tradicional

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales