Lunes 08 de Agosto de 2022

2015: Venezuela y América Latina frente a la encrucijada

OPINIÓN
Frente a 2015 cabe decir: una vez más América Latina tiene un problema de crecimiento. Después de varios años de oro de la expansión económica y la caída de la pobreza, la región es probable que experimente un ligero crecimiento este año. Argentina, Brasil y Venezuela están sufriendo recesiones de diversa gravedad.

Frente a 2015 cabe decir: una vez más América Latina tiene un problema de crecimiento. Después de varios años de oro de la expansión económica y la caída de la pobreza, la región es probable que experimente un ligero crecimiento este año. Argentina, Brasil y Venezuela están sufriendo recesiones de diversa gravedad. Incluso, economías de altos vuelos como Perú y Chile han ralentizado su expansión; mientras el crecimiento en México, donde las reformas prometen mucho, aún tiene que despegar.

Las razones inmediatas no son difíciles de adivinar. El auge de los productos básicos ha disminuido. El bajo desempleo y una población que está empezando a envejecer hacen que el crecimiento ya no puede venir de la adición de los trabajadores. Por lo tanto, para que la región experimente una expansión más rápida tiene que aumentar la productividad. Además la región tiene un historial lamentable: burocracia y una economía informal, educación e infraestructura deficiente, falta de competencia y de crédito.

Países como Venezuela y Argentina son vivo ejemplo de lo señalado anteriormente. Nuestro país ha servido de mal ejemplo para la región, ha postergado los ajustes por temor al costo político y mientras tanto los venezolanos estamos sumergidos en una inflación imparable, escasez estructural no solo de productos sino de cifras, teniendo un Banco Central que incumple con las publicaciones de las mismas.

El Ejecutivo tiene resistencia a realizar un gran ajuste, por múltiples razones, entre ellas la resistencia ideológica por parte del grupo radical que consideró el plan de Ramírez neoliberal, los grupos de poder alrededor de la renta, que se opusieron a un alto incremento del tipo de cambio, ya que este reduciría sus ganancias, y por último, temor a un estallido social como el Caracazo, que si bien parece poco probable, cuando hay falta de liderazgo siempre existirá el temor latente de ese escenario.

Frente a 2015, en Venezuela, el ajuste que se terminará concretando será de escasa calidad y con miras a mejorar el flujo de caja y no con la finalidad de resolver los desequilibrios internos. El Gobierno apunta a ganar espacio de dejar los “ajustes significativos” para después de las elecciones parlamentarias. No obstante, este es el peor escenario, y evidencia que los problemas actuales tienen que ver más con la economía política y no con la política económica. Otro factor es que ya no tiene los altos precios petroleros del pasado para maniobrar.

Nos encontramos con un Gabinete con poca voluntad de resolver los problemas económicos y que prefiere correr la arruga. Esto definitivamente nos pasa y pasará factura el año que viene. Con estas medidas incompletas, vemos presión al alza en el tipo de cambio no oficial, por lo que recomendamos intensificar cobertura.

2014 no solo ha sido un año de grandes adversidades económicas, sino también sociales, graves problemas de insumos en los hospitales y clínicas, desmejorado el sistema de salud del país, aunado a un brote de enfermedades que ha sacado a luz deficiencias en la ejecución del gasto social. Un indicador es elocuente: el subsidio a la gasolina, al menos en los dos últimos años, ha sido mayor que el gasto presupuestario destinado a los rubros de educación, salud y seguridad social, sectores que han sido definidos como prioritarios por parte del Gobierno.

En 2013 el subsidio a la gasolina representó 18,5% del presupuesto acordado, 10,6 puntos porcentuales pp más de lo que se destinó del presupuesto a salud, 8,6 más de lo destinado a seguridad social y 6,9 pp más de lo destinado a educación. Asimismo, en 2014 estimamos que el subsidio a la gasolina represente 14,0% del presupuesto acordado, 6,6 pp más que lo destinado a salud, 1,5 pp más de lo destinado a educación y 1,8 pp más de lo destinado a la seguridad social.

Venezuela, con las reservas de hidrocarburos más grandes del mundo, debería estar disfrutando de una era de prosperidad después de altos precios del petróleo. Sin embargo, ha pasado lo contrario, la corrupción, el incremento del control político de varios sectores de la economía y de las importaciones públicas, y la nacionalización y expropiación de muchas empresas en el país, que ha causado el deterioro de las mismas, no ha permitido al país aprovechar esta bonanza petrolera. Y en 2015 empieza el paso de la factura.

El informe completo de Venezuela está disponible en la edición 294 de la revista DINERO que ya está en todos los kioskos del país.

El Autor

Asdrúbal Oliveros

Economista y director de Ecoanalítica

@aroliveros

@ecoanalitica

Lo + Leído

GAS

Actualmente, la estatal petrolera desarrolla proyectos orientados a impulsar el sector gasífero en el país.

EEUU

Del Pino afirmó que en otras oportunidades se han formulado reclamos al gobierno norteamericano, por las entrevistas a las cuales son sometidos los ejecutivos de PDVSA, cuando acuden a la embajada nor

ANÁLISIS

Durante muchos años, el uso de la política cambiaria como política antiinflacionaria abarató las importaciones y castigó la competitividad internacional de las exportaciones

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollo Web Omar Morales