Domingo 23 de Julio de 2017

General Motors cesa operaciones en Venezuela tras embargo de planta

CRISIS
La planta de General Motors Venezuela (GMV) en Valencia fue embargada por el Juzgado 3° de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Zulia tras una demanda de un ex concesionario.

La ensambladora estadounidense General Motors informó que cesará de inmediato sus operaciones en Venezuela tras un embargo "ilegal" a su planta.

La empresa dijo en un comunicado que su planta en Valencia, en el estado Carabobo, fue tomada de manera arbitraria por las autoridades públicas impidiendo que la instalación operara con normalidad, y anunció que "tomará enérgicamente todas las acciones legales, dentro y fuera de Venezuela, para defender sus derechos"

Asimismo denunció que vehículos y otros activos fueron sustraídos ilegalmente de sus instalaciones.

"El embargo fue ejecutado de manera ilegal debido a un litigio que enfrenta General Motors, generando daños irreparables a la empresa, a sus 2.678 trabajadores; sus 79 distribuidores (la mayor red de servicios del país con más de 3.900 trabajadores) y sus proveedores (que representa más del 55 por ciento de la industria de autopartes en Venezuela", explicó la empresa en un comunicado desde su casa matriz disponible en su sitio de internet.

La empresa agregó que garantizará el pago de prestaciones a sus trabajadores de acuerdo a las leyes venezolanas derivado por la terminación de la relación laboral por causas ajenas a la empresa.

La compañía, con presencia en el país desde 1948, afirmó que espera que se haga justicia en su caso y espera continuar liderando el mercado venezolano.

Aseguró que a través de sus distribuidores continuará proporcionando el servicio postventa a sus clientes.

Según información previa, la planta de General Motors Venezuela (GMV) en Valencia fue embargada por el Juzgado 3° de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Zulia.

Los accesos a la planta fueron bloqueados el pasado martes 18 de abril y la firma debe cancelar 476 millardos de bolívares en activos.

A través de una nota de prensa representantes de la ensamblandora aseguran que la cifra solicitada excede toda lógica e "inviabilizaría" las actividades de GMV en forma permanente. "La empresa tiene la firme convicción de que el embargo es improcedente, absurdo, fuera de la lógica jurídica y del debido proceso, además la demanda originaria, relacionada con la cancelación de la concesionaria por ineficiente desempeño, carece de toda substancia".

En el documento también expresan que están tomando todas las medidas legales a su alcance con el fin de proteger los derechos de sus trabajadores y de sus bienes, pues posiblemente congelen también las cuentas bancarias, de suceder esto no podrán emitir ningún pago, incluyendo salarios, en el corto plazo.

En la causa, litigada por GMV desde el año 2000, un ex concesionario de Maracaibo embarga a la empresa. En virtud de lo anterior, representantes de la firma solicitaron a los trabajadores, proveedores, concesionarios y operadores externos, a que se abstengan de asistir a la planta y a sus puestos de trabajo, hasta tanto las medidas judiciales reviertan la situación.

Para ver el comunicado ir al siguiente link.

Tomando el pulso

Lo + Leído

AGENDA

Convocan a paro cívico de 48 horas y movilización el viernes 28 de julio hasta Caracas para exigirle de manera masiva al régimen de Maduro que cancele su ilegítima propuesta.

POLÉMICA

El jefe de Estado insistió en señalar en que la jornada del próximo 30 de julio es una oportunidad para garantizar la paz que tanto merece Venezuela, la paz social y política para encaminarse hacia la

DENUNCIA

La economista Karelys Abarca alerta que este tipo de medidas, tomadas de manera inconsulta y sin aprobación de la AN, al igual que el presupuesto nacional, endeudará a las futuras generaciones

Indicadores en Tiempo Real

Desarrollado por